Seis consejos para tener una boda perfecta (o casi)

Nada es perfecto, y una boda tampoco, pero hay algunas maneras de intentar que una boda lo sea casi casi casi en todo. Una cosa está clara, algo fallará y lo importante es que no pierdas los nervios, ni te agobies, ni te pongas triste o te enfades. Respira hondo. Respira. Relájate. Sonríe. Disfruta de cada momento y también de las imperfecciones, que hacen bellas las cosas…
1 – Si todo está coordinado, la decoración, los colores, la ambientación, incluso la comida, si todo cuenta vuestra historia, si todo tiene un sentido, tenéis mucho ganado. No pienses tanto en qué está de moda, sino en qué te gusta a ti, a vosotros, cómo sois y en qué ambiente vais a ser vosotros mismos. Sed coherentes y consecuentes.

2 – Comodidad. Para que te sientas genial durante todo el día y no haya ningún problema físico, es importante que te sientas cómoda. Eso se consigue con una buena elección de los zapatos y el vestido, entre otras cosas. Se trata de que te veas natural  y te encuentres a gusto todo el rato.

3 – Cuida la comida y el banquete. Facilita a tus invitados la llegada al restaurante y habla con tu proveedor para tener en cuenta a personas que asistan a tu boda y tengan alguna intolerancia alimentaria. Elige una comida que creas que más o menos gustará a todos, si innovas demasiado puedes caer en el error de no agradar a la gente, o que se queden con hambre. Escoge bien y triunfarás.

4 – Gestiona bien el tiempo. Intenta no hacer esperar a nadie y haz que todo transcurra de la forma más natural posible.

5 – Cuida los detalles. No hay nada mejor que sorprender a tus invitados con detalles especiales, que se aprecie el cariño con el que habéis preparado la boda. No se trata de gastar dinero sino de hacer algo diferente, que no necesariamente sea a costa de un gasto extra. Con la música, la decoración, los regalos…

6 – Se tú misma, sed vosotros mismos, en todo momento, si actúais de manera natural tenéis todo hecho. Y no seáis demasiado tercos ni os enfadáis si algo sale como no habíais planeado, siempre hay un plan B al que recurrir, una solución, lo que sea, pero no dejéis que nada enturbie vuestro día. Con alegría y actitud la boda seguro seguro será perfecta.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Los imprevistos tienen solución

Sabemos que has preparado todo con esmero, cuidado y atención. Que no...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *