Ocho consejos para disfrutar al máximo del día

El día de tu boda va a ser uno de los más especiales de tu vida, para algunos incluso el que más. Por eso, lo importante es que disfrutes mucho y te lo pases genial. Fuera nervios y a por todas.

  1. Deberás ser previsora y organizada. Y si lo eres, todo irá bien durante el día de la boda. Todos los detalles estarán controlados y a ti sólo te quedará una cosa por hacer: disfrutar.
  2. Delega y déjate ayudar. Tú mejor que nadie sabrás a quién puedes confiar tus anillos o cualquier detalle de tu boda, por eso, aprende a delegar y deja que los demás te ayuden. Ellos lo harán encantados y tú podrás estar más relajada y, por tanto, disfrutarás mucho más.
  3. Piensa en lo que es verdaderamente importante. Es decir. Estás celebrando el amor, un día con vuestros amigos y familia, un día especial para compartir con tu pareja y tu gente. No te agobies si algo no sale como planeabas, o no has podido organizar tal cosa que tenías en mente. No pierdas de vista lo fundamental: es un día de fiesta y para pasarlo bien. Lo demás es un complemento.
  4. Descansa bien. Es muy importante que la noche anterior descanses bien para que durante el día de la boda estés tranquila, el cuerpo de responda y te sientas fuerte y llena de energía.
  5. Vive intensamente cada sensación. Será un día especial e irrepetible, por eso, intenta disfrutar de cada cosa que suceda, de cada abrazo, de cada mirada y cada gesto de tu gente y de tu pareja. No intentes estar a mil cosas a la vez o te perderás un montón de momentos.
  6. Come y no bebas demasiado. En ocasiones el banquete se puede descontrolar, entre saludar a gente, estar pendiente de la música, los detalles… Si te levantas demasiadas veces correrás el riesgo de comer poco. Cada cosa a su tiempo, pero tienes que comer. Y procura no beber en exceso, sobre todo desde el principio, o eso también hará que no disfrutes del todo de la boda.
  7. Zapatos de recambio. Imprescindibles para disfrutar del baile si te notas incómoda con los que llevas. Unos planos, incluso he visto a novias con zapatillas deportivas, las más cómodas del lugar sin duda!! Es la hora de bailar.
  8. Sé natural. Tienes que ser tú misma. Si quieres llorar, si quieres reir, bailar, si tienes ganas de cantar… Haz lo que te apetezca y disfrútalo, que el día pasa muy rápido y luego te puedes arrepentir. Sonríe y vívelo con toda la intensidad que merece.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Muñecos de boda: algunas ideas

Parecen un mero adorno pero los muñecos de boda son mucho más...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *