5 imprevistos que pueden surgir en la boda (y cómo solucionarlos)

imprevistos boda

Con toda seguridad llevas un montón de tiempo esperando la llegada del día de tu boda. Has dedicado esfuerzos y muchas horas a sus preparativos, algún quebradero de cabeza has tenido, y lo que más deseas en el mundo es que todo salga como has planeado, o incluso mejor. Pero no siempre esto será así, y no pasa nada, ya que siempre hay un plan B para todo, y si el plan B también falla recuerda que el abecedario tiene un montón de letras…
¡Nada de dramas! Los imprevistos pueden llegar en cualquier momento y circunstancia, así que lo importante es saber capearlos de la mejor manera posible e incluso reírnos de ello. Hoy vamos a ver algunos con los que te puedes encontrar y cómo solucionarlos.

1.- La lluvia, el frío, el calor, el aire…

El tiempo suele ser una de las mayores inquietudes, sobre todo porque es algo que no depende de vosotros, no se puede controlar y no hay forma de saber qué ocurrirá. No queremos que llueva, ni que haga viento, ni frío ni excesivo calor. Pero puede ocurrir cualquiera de estas cosas y, para llevarlo lo mejor posible, ante todo no te preocupes de antemano.

Si te casas al aire libre y temes la lluvia, coloca una carpa para evitar que todos os mojéis, o si es en una finca ten en cuenta la opción de hacerlo en el interior. Prepara unos paraguas para regalar a los invitados, hazte con unos preciosos para vosotros, los novios, y con unas divertidas botas de agua y disfruta de las chulísimas fotos que podéis haceros. No hay mal que por bien no venga…

boda lluvia
Ariel Renae Photography
boda lluvia2
Michelle Lindsell

2.- Un olvido de última hora

Querer abarcar demasiado, querer llegar a todo… a veces puede hacer que nos olvidemos de algo a última hora, un detalle, cualquier cosa que necesitemos… Para solucionarlo, haz una lista con todo lo que te hará falta ese día, así sabrás de antemano lo que tienes que llevar o tener en cuenta.

3.- Te duelen muchísimo los pies

Esto puede ser un imprevisto porque pienses que te has comprado los zapatos de novia más cómodos del mundo y no esperas que te vayan a molestar, o bien lo puedes prever desde el comienzo, sobre todo si no estás acostumbrada a llevar tacones y te has animado a llevarlos durante este día. ¡No pasa nada! Hazte con un calzado de repuesto para cambiarte en ese momento en el que no puedas más, o incluso antes, para no llegar tampoco a sentir demasiado dolor, no es necesario…

4.- Un botón que se descose, un detalle que se cae del vestido…

Si a tu chico se la descose un botón de la chaqueta, a pesar de haberlos asegurado antes, o se cae un detalle de tu vestido o de tu tocado, tranquila, no pasa nada, lo recoges y tranquilamente lo vuelves a colocar en su sitio. ¡Porque siempre tendrás contigo un maravilloso kit de emergencia! Llénalo con productos básicos de higiene, unas tiritas, unas horquillas para el pelo, pañuelos de papel y un sencillo costurero con aguja, hilo, algunos imperdibles… ¡No habrá imprevisto que valga!

5.- Se estropea el coche que te lleva a la boda.

El coche clásico, ese precioso coche antiguo tan bonito que te lleva hasta tu boda, se estropea y se para. Como hemos dicho, nada de dramas. Te bajas, coges un taxi que pase por ahí, o llamas a alguno si no pasa, y continúas tu camino. ¡Así de fácil! Que vale que no será la llegada tan especial como habías soñado pero, de verdad, no pasa nada. No dejes que nada enturbie este día tan bonito y ríete de las adversidades.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Bodas glitter: brillo comedido y tendencia para 2014

Dicen los entendidos (y yo así os lo transmito) que las bodas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *