¿Qué hacer con el vestido después de la boda?

La boda ha terminado. Miramos el vestido y por nuestra cabeza pasa una pregunta ¿Y ahora qué hago yo con esto? Hay varias posibilidades, vamos a verlas y cada novia que escoja la que más le guste…

  1. Trash the Dress. Una de mis ideas favoritas, para aquellas novias a las que no les importe darlo todo con su vestido después de la boda. ¿En qué consiste? Fácil. Se trata de una sesión post boda en la que la novia se mete en el mar, se baña en un río, se revuelca por la arena de la playa, salta, ríe, se divierte… Hay que hacerlo convencido de que te da igual lo que le pase al vestido (o al traje del novio), porque hay muchas posibilidades y aunque la idea no es literal de “romper el vestido” todo podría ocurrir… Estas fotos suelen hacerse en playas, bosques, fábricas, callejones, castillos abandonados, ríos, debajo del agua… Todo puede suceder en la sesión de fotos, según vuestra imaginación y la del fotógrafo. Las fotos quedan impresionantes…
    trash the dress
    delsolphotography.com
  2. Guardarlo. Otra posibilidad es meterlo en su bolsa o caja correspondiente y guardarlo como recuerdo. Conservarlo y no volverlo a ver en la vida, quizá sí a usarlo si en un futuro tienes una hija y le gustaría vestirse con el vestido de su madre, podría ocurrir. Hay quien incluso lo enmarca. Para gustos, los colores.
  3. Rehacerlo. Otra alternativa pasa por reutilizar el vestido, llevándolo a profesionales que puedan adaptarlo a tu vida diaria, dependerá del tipo de vestido que escogieras para tu boda, ya que algunos tendrán mejor adaptación que otros. Si es sencillo puede convertirse en un vestido de noche o cockatail, si tenía la parte de arriba ajustada se puede hacer un top que luego lleves con pantalones. Hay quien también usa la tela para forrar cojines, almohadas, para hacer manteles, para hacer ropa para el bautizo de tu hija o de un bebé de la familia…
  4. Donarlo. Si dejarlo al olvido en una caja no es la idea que más te gusta y no sabes cómo podrías reutilizarlo, otra opción es donarlo. Puedes regalarlo a tus sobrinas o familiares pequeños para que se disfracen, a una compañía de teatro, dejarlo en una tienda de segunda mano, a una fundación que ayude a personas con pocos recursos…
  5. Venderlo. No apto para las novias románticas y sentimentales, que pueden ver una herejía el concepto “vender mi vestido de novia”. Son muchas tiendas las que los compran, o también lo puedes vender por Internet, debes dejarlo en buen estado y no hay mucho más.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

6 errores habituales en la compra del vestido de novia

Elegir el vestido de novia es una de las cosas más importantes....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *