Consejos para elegir el vestido de novia

Te casas. Y lo primero que se pasa por tu cabeza es: “Quiero el vestido perfecto”. Pero ¿existe el vestido perfecto? Aquí te resumimos una serie de consejos que deberás tener en cuenta a la hora elegir el vestido de novia.
Si empiezas a mirar con tiempo, es posible que disminuya el agobio y la presión. Tómate tu tiempo, mira, consulta, observa. Es importante también que tengas más o menos claro el presupuesto, cuánto dinero quieres gastarte en el vestido, piensa en que faltarán zapatos, joyas, liga, ropa interior… Y si te pruebas un vestido que esté por encima de lo que has fijado como límite ¡peligro! Puede gustarte muchísimo y tener que dejarlo en la percha de nuevo, o tener que gastar más de lo que debes. También hay outlets que sacan vestidos de firma de otras temporadas, es una opción para abaratar el precio.

También deberás tener en cuenta el estilo de la propia boda: formal, informal, por la mañana, por la noche, exterior, etc. Y, sobre todo, tu estilo personal. Si el vestido no se adapta a tu forma de ser te sentirás disfrazada y es fundamental que te sientas cómoda durante todo el día. No obstante, aunque vayas con una idea predefinida, intenta tener la mente abierta y pruébate otros de otro tipo, quizá te gusten más. Déjate asesorar por los profesionales que te atiendan y déjate sorprender.

A la hora de elegir el vestido de novia, intenta que las pruebas del vestido sean en momentos del día en los que no vaya a haber mucha gente en la tienda. Será mucho más relajado para ti, más cómodo, en definitiva, mejor. Y si puedes ir acompañada, mucho mejor. Intenta que alguien que te conozca bien sea quien vaya contigo a las pruebas. Una amiga, tu madre, tu hermana, tampoco mucha gente, con dos personas es más que suficiente. Escúchalas pero no te agobies con demasiadas opiniones. Todo con medida.

Otro consejo para ir a probarte el vestido y elegir mejor el vestido de novia es ir preparada, por ejemplo, con un sujetador sin tirantes, tacones de la altura que llevarás ese día, medias, maquillaje y peinado. Es importante para ver el conjunto y que el traje luzca perfecto.

A la hora de elegir el vestido de novia puedes optar por la prudencia, por seguir buscando, probando, eliminado posibilidades y dejando otras en cuarentena, o confiar en tu instinto y quedarte con aquel que, de repente, sientes que es para ti aunque no te hayas probados demasiados. Y si notas que aunque te favorezca no te ves con él, olvídalo y pruébate más. Tú tienes que ver y notar que ese será tu vestido. Y así lo sientes, lo será.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Cómo debes elegir el tocado de novia perfecto

Los tocados favorecen siempre y cuando sepas elegir el más adecuado para...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *